La primera vez que compramos productos de CBD fue por consejo de un familiar. No vimos el producto anunciado en ningún sitio. Parecía un secreto. No entendíamos cómo un producto natural, sin aditivos y con tanto potencial podía ser tabú. Comenzamos a conocer las flores y más adelante los aceites. La experiencia ha sido siempre tan positiva, que no queríamos que el CBD siguiera siendo un secreto para nuestro entorno. En cenas con amigos, quedadas con la familia, etc… empezamos a nombrar el producto. Descubrir que existían alternativas no psicotrópicas dentro de la familia del cáñamo fue una gran noticia para gran parte de nuestro entorno. Nos encantan todo tipo de plantas y entendemos que hay un momento específico para cada una de ellas. Por eso, creemos que todavía queda un camino muy largo por explorar en torno a la planta del cáñamo y los beneficios que aporta el CBD.

chica mirando al horizonte

Esa cercanía y confianza con la que hemos contado siempre las bondades del producto y la forma en la que nuestro entorno ha acogido siempre la información, es uno de los mayores impulsos que tenemos para luchar por la defensa de los productos derivados del cáñamo ricos en CBD y CBG. La experiencia personal y la confianza en un producto natural son los pilares básicos que construyen nuestro negocio

Tras muchas conversaciones entre nosotros, nos dimos cuenta de que compartíamos muchas cosas. Nuestros trabajos hasta la fecha han sido muy exigentes. Necesitábamos estar siempre al 200%. Pero en nuestro tiempo libre buscábamos siempre el equilibrio a través de la meditación, la alimentación saludable y la práctica de deportes de riesgo y aventura. Y en ese estilo de vida equilibrado surgió nuestra relación con el CBD. Descubrimos que era el producto perfecto que nos permitía mantener el equilibrio entre nuestro tiempo libre y nuestra vida profesional. Concentración y creatividad para los momentos de máxima productividad. Equilibrio y paz para los momentos de relajación. La recuperación mental y física después de días exigentes de surf, rutas por la montaña o viajes agotadores en la otra punta del mundo. Ese fue nuestro nexo de unión. La búsqueda del equilibrio. Ese equilibrio al que el CBD ha contribuido en cada momento.

incienso y yoga

Como dice Gil Scott-Heron:
“la revolución no será televisada”.
La revolución verde está aquí.
Y nosotros te la vamos a contar.

HEY CBD